Afirmación de la vida

(para ser dicha a dos voces)
Estremecerse
tenerte clava
fuera
buscarte en sueños
cerca
escuchar tu paso
grave
pensar tus señas
colmas
discernir tus versos
físicos
diseñar tus rasgos
parto
esbozar tus vuelos
tímidos
avivar el salto
largo
la brisa triste
no: ¡el rayo!
la sombra andante
¡sí! ¡y el árbol!
articular las voces
firmes
meditación que canta
composición que arde

las sequedades
las florescencias
las sequedades…

de lienzo y tinta
salve
los cantautores
viven
la avidez del ojo
que no se calle
grito y brazo al cielo
que no se calle
los pies tenaces
que no los callen

la mañana
tenue
la mañana
virgen
aclara y la niña
se mueve
la piel tibia
¡abraza! ¡escucha!
la llama grácil
alumbra
la mañana plena
vigorosa



luego, la tarde

los cuerpos lacios
de abyecta lucha
descubren sus heridas
trasmiten sus claves
hacen públicas sus reflexiones


más tarde

sus cuerpos mortales
se desintegran
persisten sus voces

de la tierra renegrida
nacen
úteros verdes


Karen Wild

1 comentario: