La vida humilde

Nací en medio de la madera. Vibrando como un tubérculo. Nací mas vivo que muerto. La detención de los arboles era una gran fiesta. Las ramas se inclinaban crujiendo hasta romperse. Las ramas y las hojas cayeron rodeando mi lugar. Los frutos de los arboles, las peras, las manzanas cayeron sobre mi cuerpo. Los zorros chillaban rabiosos buscando carne y huevos. Los murciélagos eran aplastados por el temblor de los troncos, no sabían de la tierra, no sabían de la tierra y el pasto. El viento me envolvió apartando el polvo de mi frente. Estiro la hierba que flameaba, meditaba. las piedras también comprendieron que no había distinción entre el viento y el canto que salia de mi boca. Era la transpiración de mi vientre. Allí mi canto fue la aurora con la que el día empezó a acabar. Mi canto es un aire caliente surgido de un pliegue en mi estomago. El sumo calor de mi plexo solar. Este núcleo sostiene la enajenación de las nubes. Hace delgada la lluvia de verano. Mantiene las patas del ciervo en el suelo. Mi canto es una exhalación brutal que hace temblar a los curiosos adentrados al Monte por una luz mala. Mi canto deja sin órbita a la represión eliminando lo sagrado y lo correcto para que perezca también la duda.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

qué fe que le tenés a tu canto

Anónimo dijo...

demasiado yo yo yo yo yo, uno también es otros...

Anónimo dijo...

qué le ven de yo a ese yo?

Anónimo dijo...

"... meditaba. las piedras..."

¿Punto, coma o mayúscula?

Anónimo dijo...

Ah... por cierto, es muy bueno!!

Anónimo dijo...

No dejen de ver mi nuevo trabajo "Cantar de mio Cid" en mi página: google.com

Anónimo dijo...

"Estimado Señor:
Queremos proponerle un intercambio de enlaces
entre su web y nuestra web COCHES DE SEGUNDA MANO
Si está interesado, sólo tiene que acceder a http://cochesegundamano.doodoa.com/links.htm y colocar el texto con el que quiere que le enlacemos.

Atentamente:


"

Anónimo dijo...

Que forma inigualable de decir nada con un montón de palabras inconexas

Anónimo dijo...

He aquí, el típico caso de un ser que no le basta con ser.

Anónimo dijo...

A mi en cambio, me ha causado gracia. Está notable para pasar un rato distendido

Anónimo dijo...

La Oda a la idiotez ?, pobre ganso. Asco da todo.Esto es arte?si?,los comentarios pasables los pública el mismísimo Vivo, cada vez más normal .

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Es sumamente gracioso. Tiene un trasfondo limpio , pero, se dio maña para hacerlo absurdo y reidero