Karen Wild, Poesía

emessen


(por título lleva una ficción
que de algún modo parece
vincular con nuestro tiempo)


vesículas cargadas de semen
colgando sobre los ojos
como lagañas
enreda en la visión de esta esquina
sin nada para decirme

o esta ofuscación
a un nivel transitoria a un nivel perenne
como una matrioshka
anquilosada

o cuesta abajo
cómo la calle distiende
y yo
en el vórtice del vómito
con la performance del disimulo

(por vaporizar)
los miembros tras cruzar la puerta
demudarán
en solo y desgarrado grito

oh! si tuviera los marcos o los cuchillos
si pudiese invocar el “yo”
del alter
si lograse abarcar
y trasponer
la metahistoria...!


Chip-tiempo ¡existo!


Estoy
Bajo la cúpula oscura de interrelación luminosa
En forma de redes las estrellas se reagrupan
Y todas son las vecinas de todas
Pero en mi edificio los vecinos no saludan

Estoy aquí, expectante
Alarmas o terminaciones nerviosas
Que me ofrecen la rutina dinámica
Del foráneo, relativamente conocido: el resto
Soy un recorte en sentido ineluctable

Aquí aquí abajo ¡escuchen!
Puedo gritar horas por las manos
Desear que me cubran artesanas y escultoras
Que me escolten ojos serenos y vivaces
Trasuntando el vétice sin equilibrio

Veo flores en la escarcha piso un piso que no es piso
Mientras por el corredor, tachonados y apáticos
Van cuerpos con envases y manuales y mapas

Y soy un tú idéntico a nadie y por eso solo
Siempre hay un motivo para oponerse
Encarno la violación de un principio y entusiasta exijo
Profundizarse

Y a la frustración del límite, quebrado una y otra en hybris
sufrimiento y nostalgia del Todo
-grosería de la producción mediante- tengo un grano:
La ansiedad por la máscara mediática hoy convertida
En mampostería de la presencia…

(pero los muros se quedarán sin blancos)


(humana) belleza


… regarde-moi qui change!
Paul Válery, Le cimetière marin.

por el tajo que me atraviesa asoma
estoy al descubierto
herida por los objetos con aristas
por la materialidad del signo surcada
soy el sentimiento puro
desdobla de par en par persigue
visión completa de cielo
llueve sobre mí ¡que me nutro!
estoy dejando un nuevo hueco
donde otrora la puerta de un edificio
en el ventarrón de los pasillos
al medio de este patio taciturno, desnuda y acurrucada, tiemblo
la sombra o la casa presiona ante mí y soy la fuente
en este patio me eternizo, pondré incluso
mi tumba en los vergeles
¡abriré los cementerios y sobre un árbol
-voz arrastrada por el viento-
cantaré cada poema escrito, cruzaré bailando la noche!


de pactos y no


El pacto repitiéndose cotidiana
el pacto calculado en rutina pasmosa
dinámica individual

la prisión de temor-celo
lugar-seguro hombre-objeto-cuerpo
sujeto-observa-objeto-
tengo temor-celo- ¡Yo!
el pacto es un tejido frágil
hilos descosiendo

un pacto nuevo siempre aviene

los brazos: sueltos d’hilo
suelto y desunido –inerte

la comunidad: un lugar que no conozco
la comunidad del hacer endulzando
al movimiento enloquecido de los órganos
que no armonizan sus funciones con el cuerpo

La comunidad no existe…
yo no soy realista
estos hilos no son mis manos
mis manos están hechas de semillas
de semillas y preguntas