La máquina de no maquinar
octavo manifiesto


A continuación: la ostentación actual del recuerdo de mí (fragmento).


ceronocero para mí no es mejor que otros blogs; tampoco es diferente. Es distinto.

ceronocero no está, puede ser pero no ocurre, puede ser pero no hace, no puede ser.

ceronocero está en un cuerpo rígido, un movimiento sin vida con regularidades. Ocurre así. Haciendo el post más reciente, traza una recta entre su punto más alto y un espejo, y en una región más allá de su reflejo proyecta su actualidad. Cuando vuelva a publicar, el espejo estará who knows where?. Así se traza la hiper-esfera. Es un desarrollo lineal del infinito esférico.

¿Huiremos del concepto con conceptos? ¿Huiremos del cuerpo con el cuerpo? ¿Acaso escaparemos del amor, con amor? ceronocero rechaza los blogs.

ceronocero no se escribe con mayúscula en los titulares, ni en la firma, ni en el registro civil. Ocurre gris, con los ejemplos previos a la ontología. Sobrevivamos o no, ceronocero nos muere distinto.

ceronocero- Atención: no quiero comunicar nada. Tengo memoria. ¿Hola?

Hay tantos dioses como partículas, conjuntos y partes de ellas; dormimos todos juntos, pero cuando se enciende una luz, el tiempo adquiere ritmo.

La última vez que toqué el tambor, mis manos no me tuvieron en cuenta. Alguien dijo que mis manos no estaban separadas de mi cuerpo, entonces las manos murieron para no matarlo, pero podrían haber hecho lo contrario.

La diferencia entre dos sustancias que subyacen, está en el lugar donde cada una elige saltar, ocurre, es la amplitud del salto, la estela de su trayectoria, pero no la trayectoria, no el salto. Todo elige y salta y es noticia en su trayectoria; nosotros no, somos la diferencia, es como todo, hoy escribo ésta guerra.

Porque ya no podemos ver lo que está pasando, nos adherimos a ello, como el boxeador que abraza a su oponente, y cuánto se obtiene y cómo, cuándo y todavía un poco por qué, pero ya no para qué, ya no qué ni dónde ni mucho menos quién. Me vuelvo más vivo con el tiempo, y extraño cada ignorancia perdida. Cuanto más ignorantes, más nos parecemos, hasta el descanso, siempre el mismo descanso, mi balneario, mi cama, o mamá sola, o muerte. A Artigas conviene cuánto con tan poco y a sus partes, qué pronto.

A éste blog lo imponese pensar que mide siete o quince post y que tiene quince o treinta incubándose en los archivos de cada mes, pero cuando ejerce la libertad de su memoria y no cobra con el suyo otros derechos de piso para poder seguir pagando, puede salir alguna cosa buena: gente colgada en un punto brillante de los sentidos, pero dicho con otras palabras, y la visita de una entidad mayor que el conjunto de nosotros, un razonamiento en dirección a la felicidad, una herida vertical entre los átomos, libertad. A veces está bueno de verdad, pero en lo posible, con otras palabras.

Retomando:

al accionar
pudo estarse
"esperaremos"
un acto
llovió
puso distancia
pudo actuar
fijó principios y fines
y medió
volátil
encontró el no estar ajeno
cabalgando
lloramos
y calentó
sin estar de tan ancho
hubo contracciones
sobró materia
¿Dónde?

Soy la pérdida repentina de discernimiento cubierta por modos de discernir.

Todos los blogs somos melancólicos: ambigüedad, arrebatos, vehemencia, dulces trocitos de humanidad rodeados de gula furiosa y anorexia, pero yo soy todo carnívoro o vegetariano, se trata de un reflejo, el regreso al gris.

¿Se entiende?

Queremos mejorar el gusto.

Soy una capa en la sucesión infinita de lo que se contiene a si mismo, me produzco al reproducirme, mi tiempo es abierto.

cero-no-cero

Una cosa, no la cosa, una cosa, no la cosa...

o bien

ser o no ser o,


el navegante...



7 comentarios:

vinilica vegana dijo...

lo voy a volver a leer de día con menos somnolencia a ver si está tan bueno como me pareció

saludos

lara dijo...

Qué bueno reflexionar como "blog", nunca lo había pensado así... sin duda que lo hacemos por aglo, pero se termina convirtiendo en algo en sí mismo, con su personalidad, por llamarlo de alguna manera...

Después lo voy a leer mejor, a veces me cuesta seguirte, pero me gusta lo que transmitís...

Besos

alotropico dijo...

vinilica, a mí me gustó tu último texto en Paranoia, y había dormido bien.

lara, no es preciso que me sigas, basta con que nos crucemos de vez en cuando.

Para un materialista como yo, todas las cosas están hechas de lo que las cosas menores hacen, y a la vez, cada actividad nuestra, inculso fuera de lo instituído, adquiere cierta vida propia, o al menos un comportamiento que se nos escapa y que por eso perseguimos.

Cuando hacemos algo indeterminado, por ejemplo pasar el rato, creo que también la espectación, el sopor, nuestros estados menos fértiles son productores de sinergia, una fuerza que en vez de continuar linealmente los movimientos los curvibaila y exponencia. Son ejemplos, creo, la experiencia de la máscara que recibe a los dioses, la meditación, el pánico escénico, el deseo, la esquizofrenia; todo lo que no sea vacaciones con Kant (porque en la guerra, el juicio es insuficiente).

Bueno, no sé a qué venía esto, uno se deja llevar y no sabe lo que está diciendo.

Besos,

Anónimo dijo...

Entre tantos halagos a su persona y a su capacidad de crear prosa, se me ocurrió que un poco de crítica, siempre con respeto y cortesía, no le vendría mal Alotropico.
En la ultima frase de su comentario, creo que está la clave ¨..uno se deja llevar y no sabe lo que esta diciendo...¨ Esto que en una mirada superficial parece el intento de congraciarse con el resto del mundo, en su poema es una verdad latente. Estoy en desacuerdo con la señorita, El blog no ha desarrollado una personalidad, si no que se fundió en la suya Alotrópico. Y ahora, nos ha quedado el híbrido. Este Híbrido que comienza sabiendo claramente lo que esta diciendo, pero se aburre a mitad de camino (Tal vez porque conoce el final o no le interesa conocerlo) y en la nada descubre bifurcaciones que por mas disparatadas que parezcan, son divertidas y nuevas (al menos al comienzo). ¿Pero no se aburre? ¿No ha notado una continua reiteración? Luego De divertirse con el primero, el segundo y así sucesivamente, ¿no se siente la pelota del pinball?

ceronocero dijo...

Querido anónimo, si me pusiera a recorrer el árido y largo camino de explicarte mi búsqueda, me aburriría mucho antes. Pero te equivocás, el problema no es no saber lo que digo sino saberlo con demasiada frecuencia.

Besos en la frente,

tu blog de confianza

Anónimo dijo...

Alotropico! Temple la correa de su mascota que se ha puesto demasiado cari�osa. Usted es plenamente consiente de lo que dice, y vislumbra claramente el final sin ayuda de naides, eso no lo someto a discusi�n. La reiteraci�n a la que me refer�a es justamente al � desarrollo �, pareciera (puedo estar equivocado, prefiero ser yo quien dude) que somete a todo al mismo despliegue. Pero le va bien as� comprendo no quiera polemizar. De todas formas, me re� con los escolares de arriba.

alotropico dijo...

anónimo, le agradezco el juicio y todo su paradigma crítico, que está re bueno. Es uno de los que usaría. Tomo nota.

Salud,